9 de agosto de 2010

Sweet, sweet (I)


Hace algunas semanas, mi hermana me habló sobre una planta, llamada Estevia, y su gran poder edulcorante. Recordaba haber recibido un documento, hace tiempo, sobre esta “hierba dulce” pero no le presté la atención que merecía.

En esta ocasión me interesó de inmediato y busqué información sobre ella.

El ka'a he'ẽ, estevia o azúcar verde (Stevia rebaudiana) es una especie de la familia de las asteráceas nativa de la región tropical de Sudamérica; se encuentra aún en estado silvestre en el Paraguay, pero desde hace varias décadas se cultiva por sus propiedades edulcorantes y su bajísimo contenido calórico.

Aún me estaba interesando por sus orígenes y aplicaciones, cuando Luis me hizo llegar un vídeo de Josep Pámies, un agricultor catalán que, entre otras cosas, está intentando dar a conocer los beneficios de esta planta, pero, también, los impedimentos “mundiales” en los que está sumergida.

Josep es un agricultor de Balaguer y forma parte de una empresa agrícola familiar llamada "Pámies Horticoles S.L”. Por diversas razones, según nos relata en el vídeo, un buen día se le trastocó el chip y decidió cambiar sus técnicas de cultivo, las de la gran mayoría, para poco a poco recuperar la “naturaleza” de sus tierras y sus productos, volviendo a lo “tradicional” respetando el medioambiente. (Visita su blog).




 (El vídeo es un poco largo, pero merece la pena buscar un ratito para verlo)

Para conseguir que esta iniciativa llegue lo más lejos y al máximo de personas posibles, nació “La Dulce Revolución”. Esta asociación pretende, a través de internet, “compartir conocimientos sobre plantas medicinales y terapias naturales con el fin de redescubrir los tesoros que la madre Naturaleza posee para curar nuestras dolencias y para darnos la salud”, tal y como nos lo explican en su “Bienvenida” al blog.

En él, además de mostrarnos como podemos hacernos socios o voluntarios, ponen a nuestra disposición una “red” de agricultores que disponen de plantas, tanto de Estevia como otras, para que nos sea más fácil hacernos con una de ellas. Y si no nos encontramos cerca de alguno de estos puntos de venta, nos las pueden hacer llegar a nuestro domicilio.

Mi interés personal por esta planta parte de la diabetes. Padecí diabetes gestacional en mi embarazo y tengo antecedentes familiares de diabetes en toda la rama paterna, incluido, mi padre. Por tanto, tengo unas cuantas papeletas con “premio” aunque espero no tener que “recogerlo” durante mucho tiempo. La prevención debería ser mi arma para alargar mi salud todo lo posible, pero la alternativa de consumir los edulcorantes actualmente “permitidos” no me convence.

Algunas personas pueden que se estén preguntando “y si tan increíble es esta planta como edulcorante ¿por qué no la conocemos?”. Buena pregunta, es la misma que me hice yo.

Cuando a finales de los años ’60 en Japón fueron prohibidos algunos edulcorantes sintéticos (sacarina y ciclamato) por considerarse cancerígenos, el Ministerio de Agricultura, Recursos Naturales y Pesca de este país introdujo la planta de Estevia desde Paraguay con el fin de elaborar edulcorantes naturales. En la actualidad, la Estevia ocupa el 50% del consumo de edulcorantes en Japón.

Pero también se usa en otros países donde disponen de amplios cultivos y se consume legalmente desde hace muchos años como es el caso de Corea del Sur y China, así como en gran parte de Latinoamérica (Brasil, Colombia, Argentina, Perú…) y, sobre todo, en Paraguay, de donde es originaria.

En Europa, la situación “legal” de esta planta, para su uso en la industria alimentaria, aún está por resolverse. Cualquier alimento originario de otras procedencias culturales deben ser acompañado por la evidencia de su completa seguridad para la salud antes de ser aprobado para su consumo dentro la Unión Europea. Cualquier alimento con estas características debe ser catalogado como “novel food” y adecuarse a la regulación vigente y sólo el Comité Científico en Alimentación decide la aprobación de los nuevos alimentos.

Para librar esta batalla al frente de la administración europea, existen algunas asociaciones como EUSTAS (Asociación Europea de la Estevia) , una organización sin ánimo de lucro, en cuyos objetivos principales se haya conseguir la admisión de la Stevia rebaudiana como edulcorante ante el Comité Científico en Alimentación de la Comisión Europea.

El pasado 14 de abril de 2010, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, European Food Safety Authority), publicó su evaluación sobre la seguridad de la Estevia, dando su apoyo a las solicitudes presentadas. La evaluación ha sido enviada a la Comisión Europea, que estudiará si autoriza o no las sustancias en la Unión Europea para el uso propuesto. (Ver documento)

Así están las cosas en este lado del charco, pero ¿qué ocurre en Estados Unidos?.

En este país, un controvertido fallo de la FDA (Food and Drugs Administration) en 1991 prohibió su consumo, aunque no se adujeron razones para ello y varios de los responsables de la decisión dejaron poco después sus cargos en la FDA para trasladarse a la Nutrasweet Company (un fabricante de edulcorantes). El fallo cambió en 1995, y desde entonces  sólo se podía comercializar como suplemento alimentario. En 2007 las empresas Coca Cola y Cargill obtuvieron 24 patentes de la rebiana, derivada de la Estevia para endulzar bebidas y diversos alimentos. En diciembre de 2008 , la FDA dio una "no objeción" para su aprobación para Truvia (desarrollado por Cargill y La Compañía Coca -Cola) y PureVia (desarrollado por PepsiCo y el Whole Earth Sweetener Company ). (Fuente: Wikipedia)

Interesante ¿verdad?. Mucho "meneo". A lo lejos se puede oler el tufillo que dejan tras sí los grandes “intereses” que mueven los hilos de este mundo.

Pero ya será en el próximo “Sweet, sweet,” cuando pase de una “dulce” planta al “amargo” sabor de la química.

No se lo pierdan.

5 comentarios:

GLORIA dijo...

Ya son unas cuantas horas que hemos pasado hablando de este tema y es increíble darse cuenta de quién y cómo se mueven los hilos de este planeta........ ¿no te sientes como si te estuvieran robando tu vida?.........como si las decisiones que crees que son tuyas en realidad nos la impusieran si que nos demos cuenta?....
Besos

Katy dijo...

Hola Sweet, la `lanta debe de ser algo así como tú :) Yo había oído hablar de ella porque me me encanta la medicina alternativa y algo comentó sobre sus bondades mi maestro de Yoga, pero lo que no sabía es que estuviera prohibida:( Ni todo este teja maneje que dices que se trae la industria química.
El aspartánamo es uno de los más usados, más que el ciclamato.
Tengo entendido que hay paises que si lo utilizan como edulcurante. Entre ellos chile.
Pero ya sabemos amiga que poderoso caballero es Don dinero y nos engañan por todos los lados.
Besos
Espero que tu verano esté siendo agradable y poco caluroso.

María Hernández dijo...

Hola Gloria:

Pues casi te diría que sí, y lo de "casi" es mera cortesía.

Me lo comentaba Luis este fin de semana "esto se parece a Matrix" (salvando las diferencias).

Se habla mucho del "cambio" que se producirá en breve, dicen que provocado por el batacazo del sistema económico, pero escuchando a las voces disonantes que van surgiendo, me encantaría que el cambio se diera por apertura de "conocimiento" y no para un nuevo aborregamiento general.

Nos engañan, hermana, a todos. No buscan la cura de enfermedades, porque prefieren el beneficio que produce la enfermedad crónica. No existe la "globalización" como reparto, sino como esclavitud de unos para sometimiento de otros. No interesa la cultura, porque un peón cansado no piensa. Nos "venden" miedos a precio de saldo y "felicidades" a razón de fortunas. Y podríamos seguir durante un rato.
Tal vez no podamos elegir en "todo", pero si se nos presenta la oportunidad de hacerlo, no hay que dudar en ello.
Para éso no hay nada mejor que la información, el tener los ojos abiertos al mundo, "relacionar" acciones y hechos, y sobre todo volver a hacer uso de nuestro sentido común.
Besitos.

María Hernández dijo...

Hola Katy:

Ahí le has dado, hablaré del aspartamo (aspartame) en mi próximo post "Sweet, sweet". Espero te resulte interesante.

¿Así que yoga, eh? asombradita me tienes, jeje.

He visto tu comentario en el post anterior, perdona por no haber contestado. En realidad, mis vacaciones comenzaron el día 2 de Agosto, pero estuve "liada" de pensamientos durante el mes pasado. Hay veces donde el silencio es la mejor de las recetas porque dejarse llevar por el arrebato del momento puede causar males mayores, en tanto en cuanto uno nunca sabe quien puede leer las palabras que se escriben.
Tengo una máxima "Si no quieres que se sepa, no lo escribas" y de ahí mi tardanza en volver.
De momento, alternan días calurosos con frescos, como hoy, todo nublado, amenazando lluvia, pero sin una gota de sudor, jeje.
Besos, amiga, gracias por tu visita. (Te he dicho que me encantan?).

bicipalo dijo...

Hola Maria..., me ha llamado mucho la atención eso de que alguien nos deba decir lo que se puede comer o lo que no, a que punto hemos llegado.
Se que sabes que el exceso de azucar en nuestra sociedad se ha convertido en un auténtico problema, como decir que de dulce golosina o lento pero mortal veneno.
En origen solo consumiamos el azucar de la fruta o el de la miel pura y dura, robada a las abejas..., ahora resulta ser uno de los pilares de nuestra alimentacion y de nuestras adicciones psicologicas y gastronomicas. Por eso esos movimientos extraños que subrayas, si hay algo bueno en laa naturaleza rapidamente es censurado hasta que es pervertido y adulterado convenientemente.
Por cierto, como ya te han dicho tus comentaristas..., si empiezas con el aspartamo saldriamos todos por patas.
Un abrazo..., canariña.

Related Posts with Thumbnails